10 playas españolas para disfrutar en familia

El verano ya está aquí y ha llegado el momento de disfrutar de todos esos rincones refrescantes que recorren la fantástica costa de España. Tan diverso como sorprendente, nuestro país esconde lugares tan curiosos como acogedores para pasar una fantástica escapada en familia. Por eso, porque nos gusta el agua y pasarlo bien, hoy os presentamos diez estupendas playas españolas para disfrutar con los más pequeños de la casa.

Playa Trengandín, Noja (Cantabria)

Un espectacular entorno natural os espera en esta playa. Su belleza os deslumbrará. Hablamos de tres kilómetros de costa salpicada por grandes rocas que le dan un aspecto espectacular, parecido al de la luna. Además, cuando baja la marea quedan al aire numerosos moluscos que sirven para que los niños aprendan a la vez que se divierten como pequeños marisqueros, y se forman como pequeñas piscinas en las que pueden pasarlo en grande jugando sin el peligro de olas o de la profundidad del mar. Por últimos, no olvidemos que cuentan con una escuela de surf y con servicio de Biblioplaya, por lo que los niños pueden disfrutar de sus vacaciones a la vez que se habitúan a la lectura. Sin duda una gran opción para disfrutar en familia con una playa de arena fina y dorada y que posee la bandera azul.

Localización:

Playa del Castellar, Mazarrón (Murcia)

Nos desplazamos ahora a la bahía de Mazarrón, un lugar que destaca por ofrecer tanto tramos urbanos con todos los servicios necesarios para pasar una gran jornada, así como calas alejadas del bullicio veraniego. Para ir con niños una de las mejores opciones es la Playa del Castellar: más de un kilómetro de arena fina y aguas calmas en las que hay que avanzar bastantes metros para que empiece a cubrir. Más allá de esas características, esta playa ofrece diversas opciones de ocio para los más pequeños. Así, se organizan actividades gratuitas como talleres de manualidades o deporte, así como conciertos o el famoso Carnaval de Verano que tiene lugar en agosto.

Localización:

Es Trenc, Campos (Mallorca)

De arena fina y blanca, y con aguas cristalinas, esta fantástica playa de Mallorca se sigue resistiendo al empuje del ladrillo. Rodeada de dunas, es un lugar prácticamente idílico para ir con niños, ya que tiene abundante arena para jugar y el agua no cubre hasta adentrarse bastantes metros. Una playa que nos recuerda al Caribe con termas naturales y que sin duda nos hará disfrutar de una fantástica velada familiar. Eso sí, es preferible evitar sábados y domingos por la aglomeración de gente, e igualmente recomendable llevarse algo de comida preparada, ya que no cuenta con demasiados establecimientos.

Localización:

Playa La Barrosa, Chiclana (Cádiz)

Seis kilómetros de arena fina os esperan en La Barrosa, una de las mejores playa de Cádiz y en la que hay espacio para hacer de todo. Y es que los niños pueden pasarlo en grande entre las rocas que están en la zona más pegada a Sancti Petri, donde podrán encontrar diferentes moluscos y cangrejos de mar. Ya más al centro, coincidiendo con el paseo marítimo, encontramos todo tipo de servicios además de un parque infantil. Ah, y si los peques aguantan, nada mejor para acabar el día que una puesta de Sol con el Castillo de Sancti Petri al fondo, el cual se sitúa en una pequeña isla a la que solo se puede llegar en barco.

Localización:

Playa de Las Catedrales, Ribadeo (Lugo)

Si queréis que vuestros niños conozcan una playa que los deje con la boca abierta, este es vuestro sitio. Situada en la localidad de Ribadeo, a casi dos horas de Lugo, aparece la playa de Las Catedrales, un excepcional espacio declarado Monumento Natural en 2005 por su belleza, calidad y valor geológico. Su nombre ya impresiona, y es que es fruto de del paso del tiempo, de cómo el agua y el viento han esculpido las rocas hasta parecer que estamos ante bóvedas y arcos. La playa, con casi 1.400 metros y arena fina, luce en bajamar para que los niños se bañen sin peligro. En definitiva, un fantástico lugar para vivir una aventura en familia. Si os animáis a ir, consultad antes en ascatedrais.xunta, ya que su fama hace que a veces deban incluso controlar el aforo.

Localización:

Playa de Los Cocones, Carboneras (Almería)

Volvemos a Andalucía, más exactamente a Almería, donde en Carboneras nos espera la playa de Los Cocones. Con arena y agua claras, se trata de un espacio genial para una velada familiar, ya que sus aguas apenas cubren cuatro metros incluso alejándote de la costa. Además, los 65 metros que tiene de ancho son espacio de sobra para poder jugar, correr y saltar. Por si faltase algo, tiene todas las comodidades que ofrece una playa urbana, con restaurantes y parques infantiles. Y la fiesta no para de noche, ya que el paseo marítimo se llena por las noches de actividades para niños.

Localización:

Playa Las Canteras, Las Palmas de Gran Canaria

Cogemos el avión –o el barco–, y nos vamos a Las Palmas de Gran Canaria para conocer la Playa de las Canteras. Se trata de una playa que esconde varios secretos. Para empezar cuenta con una gran reserva marina, por lo que es perfecta para una jornada de snorkel en familia. Además, cuenta con la famosa ‘barra’, una larga formación rocosa no demasiado lejos de la costa que protege de las mareas a gran parte de la playa, convirtiéndola en una lugar perfecto con marea baja para chapotear y jugar con los niños. Y si lo tuyo es saltar entre olas… este también es el lugar idóneo para coger tu tabla y lanzarte sobre ellas. Y para acabar el día no olvidéis acercaros al paseo y tomaros un delicioso helado.

Localización:

Playa de L’Aigua Morta, Oliva (Valencia)

Agua salada y agua dulce, eso es lo que nos ofrece la playa de L’Aigua Morta, ya que se encuentra próxima a la desembocadura del río Bullent, y muy cerca del marjal de Pego-Oliva, un paradisíaco lugar declarado parque natural. Pero vamos al agua. Además de contar con todas las comodidades propias de una playa urbana y de estar bordeada por dunas, lo que la convierte en un relajante lugar, aquí encontrarás un lugar perfecto para iniciar a tus niños y niñas en los deportes acuáticos y por supuesto para darte un chapuzón tranquilo, ya que sus 2.200 metros de arena dorada y oleaje tranquilo invitan a ello.

Localización:

Playa de Poó, Llanes (Asturias)

Mar y montaña se dan cita en la Playa de Poó, un lugar idílico a solo dos kilómetros de Llanes y flanqueado a su derecha por la alargada ensenada del río Vallina. Sin duda es una playa diferente. Con agua cristalina, arena blanca y los picos de Europa de fondo, se muestra como un lugar resguardado de oleaje en el que los niños tienen total libertad para divertirse sin peligro, y es que al subir la marea nos encontraremos con una gran piscina salada. No es demasiado grande, hablamos de unos 300 metros, pero sin duda merece la pena hacer una escapada a ella. Además, cuenta con todo tipo de servicios: aparcamiento, vigilancia, puesto de atención sanitaria y duchas.

Localización:

Playa Portitxol, L’Escala (Girona)

Nos situamos en el municipio de L’Escala. Aquí, entre numerosas calas de arena fina y poca profundidad encontramos con la Playa Portitxol, un lugar rodeado de vegetación ideal para ir con niños. Aquí podremos pasar una fantástica jornada en naturaleza haciendo un genial pícnic bajo sus pinares. El agua tiene poca profundidad y es calma, ya que está cobijada por la ‘Punta dels Coves’ al norte, y por las ‘Muscleres Petites’ al sur. Y si queréis investigar un poco, no dudéis en seguir el camino que pasa por detrás de la playa (paseo marítimo), para así llegar hasta Sant Martí de Empúries, un pueblo medieval precioso.

Localización:

Leave a Comment

15 − 4 =

0